GATOS PERSAS

El gato persa desciende del gato turco de angora; y geográficamente su origen se sitúa en la zona de la antigua Persia (actualmente Irán) y Ankara en Turquía. De ahí su nombre.
Los gatos persas actuales surgieron en Inglaterra en el Siglo XIX, producto del cruce entre el gato persa de raza pura (procedente de Persia), que fue introducido en Europa a través de Italia, y el angora turco blanco. De esta forma se obtuvo un pelo más sedoso y se multiplicaron los colores del manto. El persa ha ido evolucionando a más rechoncho y menos esbelto y con los ojos más grandes, más parecido al originario de Irán.
Tal y como la conocemos hoy en día es una raza creada artificialmente, fruto de una cuidada selección a partir del siglo XIX. Fue en este siglo cuando se empiezan a exportar ejemplares a Inglaterra y Francia, donde alcanzaron gran popularidad y desde donde se extendieron a Estados Unidos.

 

Características Físicas
El Gato persa tiene un cuerpo compacto, redondeado y musculoso y con una estructura ósea robusta. Las patas son cortas y gruesas. La longitud de un gato persa suele oscilar entre unos  40 a 50 cm, más 25-30 cm de cola y unos 30 cm de altura.
Tiene un pelaje espeso, abundante, largo y sedoso, con una cola bien poblada de pelo y ligeramente redondeada en el extremo.
Su cabeza es grande, ancha y redonda, mejillas salientes, nariz corta, orejas pequeñas y redondeadas, muy distanciadas entre sí y con mechones de pelo largo y con unos ojos grandes, redondos y muy abiertos.
La variedad de colores en la raza persa es enorme.  Los monocolores deben tener el color igualado, intenso y sin tonos claros, como negro, blanco, lila, rojo, crema..., también pueden tener combinaciones de colores, como es el caso de los bicolores o arlequín.

 

Carácter del Gato Persa
El gato persa es un gato dulce, de temperamento muy tranquilo y pacífico. De hecho hay quien le llama el "tigre de sofá" debido a su carácter tranquilo. Tiene una gran necesidad de afecto y requiere de frecuentes muestras de cariño por parte de sus amos.
Es muy dormilón. Y le encanta que le echen piropos sobre su belleza.
Gran observador y poco expresivo. Carece totalmente de ese instinto cazador, lo cual es sorprendente en un gato.

 

 

GATOS BRITISH

HISTORIA DE LOS BRITISH


Sus orígenes, como el de muchas otras razas de gatos, se remonta al antiguo Egipto. Su historia se remonta a los tiempos de Moisés, aunque se encontraban entre las filas del general egipto Gasthelos, que tras su fustrado cruce del Mar Rojo, huyó hacia el Atlántico, llevando consigo a sus gatos. Al llegar a las tierras de la hoy Portugal, no tardaron en mutiplicarse. Un descendiente del general egipcio: Fergus 1º, los embarcó con él, rumbo al norte, hasta que llegaron a una isla, que actualmente es Escocia. Durante siglos vivieron en estado salvaje y conquistaron toda Gran Bretaña.

Hasta que en el siglo xix, Harrison Weir, decidió comenzar a criarlos y domesticarlos.

Entre los años 1965 y 1977, se aceptó en Europa la cría entrecuzada con el Cartujo ( Charteux) que tiene origen y estructura diferentes.

 

 

FÍSICO

Son gatos de tamaño mediano a grande, sobre todo los machos. Su cuerpo es recio, musculoso, fuerte y semi cobby. La espalda y lomo son anchos y planos, el tórax también es ancho y redondeado, el cuello robusto y las patas cortas y fuertes, con los pies redondos. La cola no es muy larga, gruesa y proporcionada al cuerpo.

La cabeza es ancha y redonda, sin ángulos, el hocico en bien definido, con la nariz corta, ancha y recta, en linea con el mentón firme. Las orejas deben ser pequeñas, redondeadas en la punta, bien separadas entre sí. Los ojos grandes, redondos, separados, de color preferentemente cobre o naranja intenso ( en alguna variedad de pelaje pueden ser verdosos). Es característico de esta raza las mejillas bien llenas, aspecto " cachetudo".

El manto es corto, denso, compacto al tacto, con buen subpelo, tipo "plus" . El color más conocido es el azul ( british blue), aunque tambien puede presentarse todos los colores uniformes: negro, blanco, chocolate, lila, rojo, crema, también humo, chinchilla; o bicolores, tricolores, y tabby ( atigrados), actualmente también se crían en Europa los color point.

 

 

CARACTER

El caracter es muy equilibrado, tranquilo, controlado, con una personalidad fuerte y decidida, no se dejan condicionar. Son naturalmente cazadores e independientes; pero sobretodo cariñosos y compañeros, disfrutan de la compañía humana.

A pesar que de adultos hacen gala de su " flema británica", disfrutan de los juegos de caza y de los paseos al sol.

 

 

CUIDADOS

Son gatos fuertes y rústicos. Su pelo corto y denso no necesita demasiado acicalamiento. Un buen cepillado o peinado una vez por semana, los mantiene bien presentados, aunque si se los acostumbra desde pequeños un baño mensual, no les vendrá nada mal.

Son buenos " gurmets" , deben tener agua fresca y alimentos superpremiun a su disposición todo el día. Y por supuesto un lugar confortable donde depositar su flema británica.